lunes, 7 de febrero de 2011

¡FUEGO!

Mañana hablaremos del fuego en la Prehistoria, he recogido aquí estos vídeos y alguna información para los peques.

Fuente: Prehistoria: el dominio del fuego, Carme Bosch
http://mundohistoria.portalmundos.com/prehistoria-el-dominio-del-fuego/

"Fueron los Homo Erectus los primeros en tener un cierto dominio del fuego".

Se considera que el hombre primitivo percibió el fuego debido a algunos acontecimientos espontáneos como los volcanes o los rayos. Conocieron el que sería su gran aliado contra los enemigos, gracias a la propia naturaleza. Pero el asunto tuvo sus complicaciones. Y es que una vez obtenido el fuego, éste se debía conservar, algo para estos primeros humanos, nada fácil. Al principio, pues, existía el problema de saber cuidar el fuego que llevaban a los poblados y mantenerlo. No sabían encenderlo aún ni sustentarlo. Al igual que llegaba la oportunidad de tenerlo, con la misma facilidad también veían cómo se apagaba. En sus comienzos no intervenían de ninguna manera en la situación, ya que tenían que esperar a que la naturaleza les brindara la ocasión de lograrlo de nuevo. Luego, conseguirían hacer fuego por ellos mismos y ejercer así un cierto control sobre la situación sin tener que esperar a que pasara nada especial. Los prehistóricos, al encender fuego por ellos mismos, ya lo podían utilizar para lo que les hiciera falta, en el momento que quisieran. Esto es ya, el dominio del fuego.

La primera forma de crear llamas fue el frotamiento de una punta de palo seco sobre un mismo punto de seca madera. Luego hubieron otros, diferentes pero igual de válidos. Se frotaba una liana en una ranura realizada en la madera y también daba resultado. Otro método era el de conseguir chispas a través de las piedras que contenían piritas de hierro. Además, se tuvo que afrontar otra dificultad. Tenían que pensar en el sitio más adecuado para encenderlo y mantenerlo vivo. Los primeros lugares fueron los siguientes: en cavernas, sobre piedras, enterrado en un pozo o enterrado en un hueco revestido con piedras.

Con la llegada del fuego se acaban las carnes crudas, los fríos invernales y hasta el miedo a algunos animales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...